Una empresa canadiense inventó un aparato que libera de patógenos el aire personal de cada uno de sus usuarios.