Aunque el ritmo del avance de la epidemia en China está bajando, los casos por fuera de ese país se multiplicaron esta semana. Italia y Corea establecieron zonas de aislamiento para sus enfermos.

China que estaba reportando casi 900 nuevos pacientes por día, ya esta reportando menos de 400 nuevos casos… Ahora el virus está más cerca de África donde su expansión se prevé difícil de controlar.