Disparos de desconocidos desde camionetas con vidrios oscuros, otro factor de violencia que atormenta a Cali.

Aunque empezaron a funcionar los corredores humanitarios y llegaron alimentos y Gasolina, todavía falta mucha para recuperar la vida normal en la capital del Valle.

ONGs de derechos humanos registran 300 heridos, 39 muertos y 1.800 casos de agresión policial en 11 días de paro.

Y la guerra contra la pandemia no cesa, mañana el país llega a tres millones de contagios.

Y en qué tal esto, el profesor que quería alejar a los niños de Siloé de la guerra y las drogas, enterró a dos alumnos víctimas del ESMAD.