Tres suboficiales jefes de la unidad de los soldados violadores han sido destituidos, dos de ellos se quejan de que ni siquiera los escucharon.

El comandante Zapateiro se despachó en regaños a sus sargentos, tenemos el audio.

Un cabo denunciado por acto sexual abusivo en 2010 se pudo graduar con honores y sólo será procesado.

El Ñeñe Hernández traficaba también con influencias; intentó hacer ascender a un amigo suyo en la Policía.

El contralor Córdoba contestó muy molesto por las críticas a su viaje en familia a San Andrés, pero no contó nada sobre el anfitrión, en Top Secret.