Para evitar el contagio a través de un pago con papel moneda, se abren las opciones de pagar con la muñeca y sin tocar el dinero.