Los empleados del turismo, la hotelería, la gastronomía y el arte tendrán un subsidio mayor al de los demás sectores, por ser los más afectados por la emergencia sanitaria