El socio de Odebrecht y los bancos involucrados en la obra le están pidiendo a la justicia tutelar su derecho al bueno nombre, luego del arbitraje que rechazó sus cobros a la Nación.