La posibilidad de hacer un retiro parcial del fondo de pensiones para afrontar gastos de la pandemia, es una opción que ya abrieron otros países de América Latina y que inicia el camino de su aprobación en Colombia.