Justo el pasado 28 de diciembre día de los inocentes, el gobierno Duque le aceptó a la constructora del Puente Pumarejo la posibilidad de presentar sus reclamos en un tribunal de arbitraje, que no estaba en el contrato original y que la anterior administración del Invías le había negado.

En realidad aún no hay pleito, pues los contratistas no han radicado el reclamo, pero se sabe que aspiran a una compensación por lo que tuvieron que hacer para sanar el retraso que acumularon.