El programa del gobierno de apoyo al agro en la pandemia destinó 260 mil millones en créditos la mayoría de estos para pequeños y medianos productores, pero el control de estos recursos está siendo objeto de disputa entre funcionarios de Finagro y del partido de gobierno.

Un miembro suplente de la junta directiva de Finagro ha discutido el destino de estos créditos y subsidios para que favorezcan más que a los agricultores, a los ganaderos.