México tiene un avión presidencial Boeing 787 de 120 millones de dólares; Brasil un AirBus 319 de 92 millones de dólares; Chile un Boeing 767 de 100 millones; Ecuador un AirBus de 90 millones de dólares y Colombia un Boeing 737 de 90 millones de dólares.

Esto indica que América Latina tiene presidentes muy aterrizados.

Esto es lo que indican los indicadores.