Las empresas que creyeron que no debían pagar subsidio de transporte a los empleados que trabajaran desde casa, tendrán ahora que pagarles el subsidio de conectividad por la señal que utilizan.