El gobierno pretende reactivar la economía con tres jornadas de compras seguidas, un día sin IVA, el Black Friday y el Gran Finde… Pero los analistas económicos consideran que los auxilios a la capacidad de consumo van a llegar tarde y no a todos los que lo necesitan.

Ellos piensan que los grandes beneficiados de estas jornadas de compra serán las grandes superficies e importadores y que a la pequeña empresa, que son la mayoría, no tendrán liquidez para pagar su nómina.