Cuidado, en la pandemia la economía se volvió virtual, pero los delincuentes también… Ya no marcan con tiza a sus objetivos en un banco, sino que le mandan correos engañosos para ver si caen… Y no se puede pedir compañía de la policía.