Los economistas no le atribuyen toda la responsabilidad por la contracción de la economía colombiana a la pandemia.

Aunque esperan una reactivación de la demanda le atribuyen su cuota de responsabilidad a las decisiones políticas que se tomaron.