Cada segundo sí vale oro cuando se administra para ser eficiente sanamente

Cumplir diferentes quehaceres en un mismo lugar, puede dar la sensación de que el tiempo es más flexible, pero éste es uno sólo y aunque no es de caucho ni de oro hay que saberlo administrar.