Los más pobres y vulnerables tienen derecho a un auxilio de emprendimiento que les ayudará, con tres millones y medio de pesos, a buscar su nueva productividad tras la pandemia.