Un millón y medio de colombianos han perdido su empleo durante la emergencia sanitaria, pero los expertos consideran que esa cuenta no ha parado, pues otros once millones tienen su empleo en riesgo, de acuerdo con una encuesta de Confecámaras.

Esta vulnerabilidad se debe a que las empresas involucradas en la encuesta dijeron que no tienen caja para pagar los salarios a sus cargos por más de dos meses.