Las micro, pequeñas y medianas empresas no esperan una política que les facilite créditos para pasar la pandemia, porque cuando tienen cero en su flujo de caja no podrían calificar para ellos y cuando intenten arrancar les faltará el efectivo.

Lo que el gremio pide son subsidios, de 70 por ciento de las nóminas que tienen que pagar, teniendo en cuenta que en el gremio hay unos 8 millones de empleados.