Mientras el país se enfrenta a una crisis que le podría significar la pérdida de 20 años en su lucha contra la pobreza, un grupo de congresistas cree que el esfuerzo económico del gobierno estaría mejor enfocado en la ayuda directa a los trabajadores.

Según las cuentas del grupo que pide un mínimo vital para todos los colombianos, de los 117 billones que el gobierno ha invertido en la pandemia, 60 son para las empresas y la banca, 10 para el sector salud y sólo 4.5 para programas sociales… Y debería ser al revés.