Como si se tratara de una fuerza militar que representa al Estado colombiano, la banda criminal que se autodenomina Autodefensas Gaitanistas, tiene su propia página web, se publicita en ella y publica informaciones de su interés en varias redes sociales.

Un hombre que toma la vocería de los hombres armados a los cuales se ve en formación militar, los instruye.

De manera insólita, esta banda, a cuyo nombre circuló este fin de semana un mensaje amenazante contra líderes, sociales, congresistas y periodistas, no ha sido detectada por las fuerzas legales del Estado ni los equipos de Inteligencia cibernética han buscado el origen de sus comunicaciones digitales (meter gráfico de la pág web). O, al menos, no se ha reportado la detención física de ninguno de sus miembros ni cabecillas.

La única sanción conocida hasta el momento contra la banda criminal es la de la plataforma de Youtube (mostrar gráfico). Cuando se abre el enlace que los gaitanistas dan, aparece este mensaje:

 Y a propósito de hombres armados, esta inquietante imagen de un hombre en el malecón de Quibdó, circuló en las redes sociales en las últimas horas….

La escena es extraña porque el despreocupado individuo está, muy relajado en plena calle y su maletín en el piso sin vigilancia especial. Haciendo un acercamiento a la maleta se ve claramente la figura de un fusil real amarrado a ella. El hombre tiene botas de caucho y no se ve inquieto ni nervioso. Por el contrario, parece que nada le importa. La ley colombiana prohíbe andar con armas largas en público y menos dejarlas a la vista.