Ignacio Álvarez, apoderado internacional de Aléxander Vernot amigo y asesor jurídico del empresario de venta de automóviles Carlos Mattos, estuvo visitando al representante en Colombia de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Hace tres meses un despacho de la ONU declaró que la detención de Vernot, en el proceso que se le sigue a Mattos por  presunta corrupción judicial, fue arbitraria debido a que el entonces fiscal general Néstor Humberto Martínez tenía interés personal en el caso del empresario y por tanto no podía ser imparcial. Vernot ha alegado que el exfiscal, además, sostiene todavía un controversia por sus honorarios con Mattos.

Por sus vínculos familiares con ciudadanos norteamericanos, Vernot y su abogado Álvarez han solicitado también la atención prioritaria de su proceso a la embajada de Estados Unidos en Bogotá, tal como lo hizo el exdirector de la ANI, Luis Fernando Andrade quien salió del país protegido por esa embajada por similares motivos. Ambos, Andrade y Vernot han alegado ante los diplomáticos, persecución de Martínez Neira y consideran que carecen de garantías judiciales en Colombia.