Durante una exhibición de robots en una feria internacional en Tokio, Toyota presentó la versión mejorada del prototipo humanoide T-HR3, el cual es controlado remotamente con un casco, auriculares y con cables en brazos y manos.