El artista Javier Murillo preparó una exposición de infarto, después de intervenir algunas portadas de una revista para hombres, hace referencia a la creación dentro del espacio de su obra.