Desde que el Clan García Romero se consolidó en la parapolítica de la Costa Atlántica, Manuel Cadrazco, se consolidó como alcalde de San Benito Abad, un municipio de la Mojana Sucreña, de Categoría 6, la menor en el ranking de Planeación Nacional.

Cadrazco fue elegido alcalde en 1998, en 2008 y en octubre del año pasado… En algunos interregnos él y en otros su esposa, hicieron parte del equipo legislativo de Teresita García Romero, heredera del clan, luego de que su hermano Álvaro el Gordo García Romero, fuera sentenciado como autor de la masacre de Macayepo, en El Roble, el municipio vecino.

Como alcalde de un municipio de Categoría 6, a Cadrazco le correspondería un sueldo de 3.5 millones de pesos, pero la Fiscalía descubrió que él y su esposa habían acumulado bienes por más de 25 mil millones de pesos y lo capturó, por enriquecimiento ilícito, un mes y medio antes de las elecciones que, de todos modos, ganó.

En la cárcel, se encontró con la disyuntiva, tomar posesión o no, pero también con un colega experto en protocolo electoral, Néstor Imbett que por meritocracia había sido secretario de la Comisión Cuarta del Senado y por una supuesta red de fraude con predios de la reparación de víctimas, también estaba en prisión.

La cárcel Las Mercedes de Corozal es una cárcel VIP especializada en parapolíticos de los clanes de Sucre.

Pero los reclusos, en su mayoría abogados, olvidaron conceptos mínimos del reglamento electoral, según explica el presidente de la autoridad respectiva.

La Ley no sólo está hecha para impedir que personas en las condiciones de Cadrazco accedan al presupuesto público, sino para que éste sea sustituido. Y así lo ordenó el nuevo gobernador.

Es decir, que los mismos electores de Cadrazco van a resolver quién será el próximo administrador de las finanzas y los asuntos políticos de la Villa de San Benito Abad, con la esperanza de que no sea un nuevo huésped de la cárcel de Las Mercedes.