Voceros de todos los partidos, incluyendo a tres de la coalición de Gobierno, respaldaron la discusión de las reivindicaciones del paro en el capitolio. Excepto los del partido Centro Democrático.

El presidente del Senado convocó a la discusión con un respaldo unánime, pero los voceros del uribismo no aparecieron para pronunciarse sobre esta iniciativa.