“No, nada de más tapen, tapen…”, asegura Jorge Enrique Robledo.

 Desde diferentes sectores políticos, le exigen a la Fiscalía General de la Nación dejar de soslayar el  testimonio de la exsenadora Aída Merlano ante las autoridades venezolanas…

El senador del Polo Democrático: “La Fiscalía de Colombia debe ponerse en el plan de investigar en detalle todo lo que ella está diciendo…”.

Los liberales, por su parte, les piden a las autoridades judiciales no desechar el testimonio de Merlano por el hecho de estar condenada en nuestro país…

“Pero tampoco se puede descalificar este testimonio, tampoco de acusarla indebidamente de falta de sanidad mental…”, dijo el senador García Realpe.

El senador Roy Barreras asegura que nada de lo dicho por Aida Merlano debe sorprender a los colombianos…

“Sus relaciones con casas políticas del Caribe, pues son conocidas en Colombia. La pregunta es por qué la Fiscalía no avanza en esas investigaciones… “.

Desde el conservatismo consideran desafortunadas las palabras del fiscal general encargado, al restarle importancia a los señalamientos de Merlano contra varios dirigentes políticos del Caribe…  

“Solicitar a la Fiscalía de Venezuela la compulsa de copias de todo el material probatorio que se tenga…” Juan Diego

En los partidos de oposición, encabezados por el Polo Democrático, aseguran que hoy en Colombia hay hechos judiciales que le dan sustento al testimonio de Merlano.

“Por el mismo caso de ella, está en la Corte Suprema de Justicia investigado el senador Arturo Char y Julio Gerléin está respondiendo en un proceso penal…”, afirma Jorge Robledo.

Todos coinciden en señalar que la excongresista prófuga de la justicia colombiana sabe de qué está hablando:

Respecto a esto, Robledo dijo que: “Es que ella era del curubito del poder económico y político de Barranquilla, ella está hablando de gente que conoce, de sus relaciones, de sus amigos…”

Y afirman que al margen de su condición judicial, el testimonio de Aida Merlano es suficiente para una nueva matriz de investigación sobre la corrupción electoral en Colombia.