A instancias de las embajadas de dos países que han apoyado el acuerdo de paz desde sus inicios, se celebró esta semana una reunión entre antiguos delegados del gobierno en La Habana y grupos de ciudadanos vinculados al mismo.

Humberto de la Calle, analistas del proceso y gente del común manifestaron su preocupación por los evidentes retrasos en los compromisos del Estado con la antigua guerrilla pero también expresaron su decisión de luchar por su implementación.