La primera obligación del periodismo es el escepticismo, no podemos creer en historias oficiales. El ejército aseguró que en la carretera entre Bogotá y Villavicencio se había ejecutado una operación de las fuerzas especiales para frenar el ingreso de un bloque de la guerrilla.

Pero la historia era otra, Álvaro García descubrió que las unidades élites del ejército habían iniciado fuego sin ningún motivo contra un civil que era conocido Güayabetal como el inofensivo y querido “bobo del pueblo”.