A menos de 200 metros de donde hace una semana cayó Dilan Cruz, hace quince años cayó y murió el también estudiante Nicolás Neira y aún no arranca el juicio contra el policía que le disparó.

El defensor del policía pidió una prórroga que el juez le negó porque su defensa ha tenido década y media para conocer las pruebas y no hay razón para darle más plazo.