Aquí está, ésta es la imagen del año: El descenso en rapel de la senadora Aida Merlano desde el consultorio cuyas puertas custodiaba el INPEC mientras ella era sometida a un tratamiento estético que el jefe de guardia en vacaciones le había autorizado.

La fuga y desaparición de la congresista fue la imagen de mayor impacto en el año 2019, no sólo por la osadía atlética de la legisladora, sino porque con ella desapareció el primer testigo del mayor caso de compra venta de votos en la historia del país.