Aunque la alcaldesa de Fontibón fue destituida en 2017, se las arregló para terminar su período y para seguir en el actual hasta hace días, pero también para dejar firmado un negocio de 20 mil millones de pesos que tendrá que ejecutar su sucesor.