El fiscal José Fredy Restrepo que compartía casos con el asesinado fiscal Alcibiades Libreros, dice que se siente tan amenazado con él y que lo ha estado así desde hace más de una década, sin acceder a ningún tipo de protección.

Él sostiene que la situación de amenaza es más grave desde que el gobierno hace una década resolvió que el oficio de fiscal no es de alto riesgo y así los alejó más de la protección.