Aunque en medio de la manifestación por la muerte del general Soleimani el primer ministro iraní dijo que el pueblo era su arma contra Estados Unidos, hoy su pueblo otra vez en las calles le grita asesino.

El premier Kasemini tuvo que admitir que por un error humano sus fuerzas le dispararon al avión ucraniano que cayó el domingo pasado, luego de que Ucrania exhibiera los restos del misil que impactó la nave.