La reforma pensional que el gobierno negó estar elaborando el año pasado fue anunciada esta semana como una necesidad. Los economistas también la ven necesaria, por la competencia entre el régimen privado y el público.

Algunos piensan que los dos regímenes pueden coexistir de manera que el mercado cubra hasta donde sea suficiente y el Estado hasta donde sea necesario.